Maestros

Maestros

viernes, 23 de noviembre de 2018

Humoristas en "El Hogar" (II) : Onofre Guratti





Prosiguiendo con la serie "Los que hacen reir en la Argentina", espacio que dedicó la por entonces afamada revista "El Hogar" a los humoristas gráficos hacia fines de la década del '40; nos ocupamos ahora de Onofre Guratti (San Pablo/Brasil, 5 de Septiembre de 1911 - Trelew/Chubut, ¿? de 1989), quien llegó a Buenos Aires en 1928, dando inicio a su aprendizaje del dibujo bajo la batuta del gran Lino Palacio. Un año más tarde comienza su labor en el periodismo colaborando para "La Opinión". Siguió en Clarín, Noticias Gráficas, La Prensa, El Suplemento, El Hogar, Figuritas, Patoruzú, Cara Sucia y Cascabel, entre otras.
Algunos de sus personajes más celebrados fueron: Floripondio (un honrado ladrón) y Agapito el León. Además trabajó en diversas agencias de publicidad, hasta que fundó una propia: Guratti y Viso. Desde 1974 vivió en la ciudad de Trelew.







 















Fuentes:

Vázquez Lucio, Oscar (Siulnas): Historia del Humor Gráfico y Escrito en la Argentina  / Tomo II 1940-1985 (EUDEBA, 1987).
Siulnas Historiador (Blog).
AAVV: Diccionario de Autores Argentinos (Petrobrás, 2007).
Revista El Hogar (s/nº, circa 1947).





sábado, 10 de noviembre de 2018

Humoristas en "El Hogar" (I) : Juan Ángel Cotta


El Hogar 


Uno de esos dibujantes que han quedado perdidos en el tiempo y que sin dudas merecen ser recordados es Juan Ángel Cotta. 
Por esta razón, lo elegimos en primer término dentro de la serie de humoristas que semanalmente publicaban una página a color en la longeva revista "El Hogar", alrededor del año 1947 del siglo pasado. En este caso, se trata de recortes u hojas sueltas -lo que hoy suele denominarse "clipping"- por lo que carecemos de datos sobre números y fechas correspondientes.

Cotta colaboró también en Rico Tipo, Chicas, Páginas de Columba y Cascabel. Porteño y hermano de la renombrada especialista en cocina Blanca Cotta, también se dedicó a la docencia (como profesor de inglés) y fue premiado por la Asociación de Dibujantes de la Argentina (ADA) en 1948 y recibió -como creativo publicitario- la Medalla de Oro en el Salón de Directores de Arte en 1951.
Lamentablemente, falleció muy jóven, a los 42 años (1920-1962).






















viernes, 17 de agosto de 2018

Pelopincho y Cachirula en Billiken (I) : Década del 40






Fola (Geoffrey Edward Foladori), de padre uruguayo y  madre británica,  nació en Croydon,  Inglaterra. Su familia regresó a Montevideo en 1919, cuando él contaba con 11 años. 
Creó a la entrañable dupla de amiguitos Pelopincho y Cachirula en los años 30 a quienes -por esa época- llamó Ciengramos y Viola. Desde entonces, la leyeron varias generaciones de argentinos, y hoy sigue vigente gracias a diversos blogs y grupos de Facebook.

Los siguientes episodios pertenecen al segundo lustro de los años 40. Nuestros enérgicos y divertidos niños ya habían pasado por Cara Sucia y, luego de Billiken, llegarían a Anteojito.
Completaremos este breve paseo con  un grupo de tiras de los 50 y 60, también publicadas en la revista infantil creada por Vigil. 








 


  











jueves, 7 de junio de 2018

Garaycochea cantó los 90






Una gran manera de retomar el camino de este blog es dedicándole una entrada al querido Carlos Garaycochea, quien cumplió nada menos que 90 años el pasado 1º de junio.
Lo hacemos mediante una tipo de trabajo que asumió en reiteradas oportunidades: el de las escenas con muchos personajes y variadas situaciones. Incluso, es uno de sus ejercicios favoritos para "entrenar" a sus alumnos.

En este caso, se trata de un almanaque con ilustraciones para la empresa Molinos y, en particular, para el aceite Cocinero. Corresponde a las Fiestas de Navidad 1966 y Año Nuevo 1967.
La escena de mayor tamaño, como portada, tiene sus bordes superior e inferior levemente recortados, ya que no entran en el escáner común. De todas formas, y reiterando una costumbre de nuestro espacio, adjuntamos fragmentos de cada una de las cuatro láminas donde se aprecian en mayor detalle la mayoría de dichas escenas.

Si Garaycochea es desde hace décadas uno de los grandes maestros del humor gráfico argentino, no caben dudas de que tal honor se debe no solo a sus virtudes como dibujante sino también a su amor por el oficio y -como consecuencia lógica- al deseo de dar lo mejor en cada trabajo. Este almanaque es una prueba de ello.