Maestros

Maestros

sábado, 31 de diciembre de 2011

Fin de año, a través del tiempo

El modo de hacer humor, es lógico, ha cambiado con paso de los años. Los temas o algunas situaciones se repiten, pero se modifican los estilos y los puntos de vista al ritmo de cada época.
Estos ejemplos referidos al fin de año, apenas cinco entre infinitas posibilidades, marcan algunas variantes. Dá para mostrar mucho más; una promesa para este año a punto de comenzar...

¡Muy feliz 2012!

Ko-Ko (Lino Palacio) en Don Goyo, década del 20

Mi sobrino Capicúa (Adolfo Mazzone), en Patoruzú semanal, década del 40

Mafalda, por Quino, años 60

Tabaré, de su libro "Patología del Humor", década del 80

Macanudo, por Liniers (diario La Nación), hoy mismo


Tarjeta 2012 de Marcos Severi (¡Gracias!)

El humorista gráfico e ilustrador Marcos Severi ha tenido la gentileza de enviarme esta muy original y divertida tarjeta que comparto con ustedes. ¡Muy feliz 2012, Marcos!

Pueden visitar su blog aquí:

http://mseveri.blogspot.com/

martes, 27 de diciembre de 2011

Gustavo Sala presenta sus trabajos en España

Hace unos pocos días, la siguiente nota fue publicada en el sitio rtve.es . Su autor es Jesús Jiménez y allí uno de los dibujantes más innovadores de estos últimos años se refiere a su propio trabajo, a la historieta argentina actual y a sus colegas argentinos:

Gustavo Sala: "Soy fan de la escuela de Robert Crumb"

El argentino Gustavo Sala es uno de los dibujantes de cómic humorístico más brillante, rompedor y salvaje de los últimos años, recuperando ese espítiru gamberro que tenían míticas revistas de la transición como El Víbora o El jueves en su primera época. Y acaba de pasar por España para firmar ejemplares de su libro El baño violeta (Diábolo Ediciones), que recopila dos de las series más rompedoras del autor: El baño y Violeta macho.
"Es una recopilación de dos series enmarcadas en el humor negro, aunque algunos lo han definido como surrealismo escatológico, asegura Sala. Se publicaron en la mítica revista Argentina 'Fierro'.
"Por un lado son chistes brutales y directos y por el otro quería experimentar con la vuelta de tuerca del guión y jugar con el absurdo, con las cosas que aparecen por que sí. Me gusta todo tipo de humor y no tengo prejuicios así que lo junto todo en una ensalada y salen cosas muy interesantes".
'No quiero entrar en detalles, pero el nivel de locura por viñeta es sencillamente insuperable.", asegura el también humorista, Paco Alcázar, en el prólogo.

Humor universal

"En El baño violeta, asegura Sala; hay algunas citas sobre músicos, personajes de la tele y de la cultura “chatarra” de Argentina que no van a conocer en España, pero como todo está sacrificado al guión, en ningún momento el lector se va a quedar fuera, sino que lo extrapolará a algún personaje similar conocido en España. Vais a entender que se trata de un cantante".
"A mi me pasaba lo mismo con las historietas que llegaban a Argentina de El Víbora, Paul Auster, y muchos artistas artistas españoles o americanos. No entendía muchos giros del idioma como “me flipa”, “me corro” y cosas así. Pero siempre me parecieron alucinantes. No me dejaban fuera, sino al contrario, me parecían mucho más ricos. No sé si al español le molestarán los modismos y vocablos argentinos, pero no creo que haya ningún problema".
"Las ideas no las saco mucho de la actualidad, asegura Gustavo. Tengo unas viñetas en las que parodio más a la farándula de la política, la televisión, la música... Pero en las historietas que considero más de autor, como El baño violeta me gusta trabajar a dos niveles, por un lado la influencia de la gente de la calle, el Facebook, la influencia de la tele, la moda, la música, el consumo en general… y por el otro el surrealismo, el costumbrismo mezclado con el delirio marciano".

"Soy de la escuela de Robert Crumb"

"Mi dibujo es humorístico, y me gusta que vaya hacia lo grotesco, la cosa más cruda, asegura Sala. Soy fan de la escuela de Robert Crumb. Me acuerdo que lo descubrí en La historia de los cómics de Javier Coma, en mi juventud me influyó mucho la historieta española que llegaba a Argentina, y aluciné con el capítulo que dedicaban al Underground americano, con Shelton, la revista 'Zapping', el LSD y la locura de los dibujantes de los 70 en California... Y dije: "esto es impresionante. Me gusta el humor “desfachatado”.
"En Argentina he tenido la suerte de que me dejan “irme al carajo”, en mi estilo de humor, sobre todo en la revista 'Barcelona' que es un semanario, como 'El Jueves' de aquí, también en la revista 'Página 12' y en 'Fierro', ahí puedo hacer lo que quiero. Como algunos grandes dibujantes españoles también rompedores, como Paco Alcázar, que también tiene un discurso muy fuerte, en el dibujo, la estética, lo que cuenta".
"La historieta en Argentina está ahora muchísimo mejor que hace diez años e incluso que hace cinco, confiesa Gustavo. La aparición de muchos “sellos” (editoriales) pequeños de fans y de los propios dibujantes metidos a editores, que tratan de contar algo diferente, va descentralizando la cultura de la historieta de de Buenos Aires, que fue la que centralizaba "la movida".

"En Argentina hay muchas líneas estéticas"

"Ahora en ciudades como Rosario, Córdoba, en la Patagonia empieza a haber salones, crítica, aficionados, autores… Es un buen momento para la historia de autor y los proyectos personales. El objetivo más difícil es lograr la distribución fuera del geto de las tiendas especializadas, pero se está consiguiendo gracias a las grandes librerías que apuestan por el cómic. Yo creo que va a seguir creciendo".
"En Argentina, continúa Sala, hay muchas líneas estéticas, lo cual es muy interesante. Hay autores muy diversos como Liniers, con una historieta muy personal, entre poética melancólica, de autor, retro. Hay otros como Sergio Langer o Diego Parés que hacen un humor más visceral, más guarro, como el mío. Y muchos que dibujan Ciencia ficción, costumbrismo, biografía. Hay mucho para elegir".
"Hablar de un resurgimiento del cómic argentino es medio exagerar, puntualiza Gustavo. Hay un movimiento, pero es endogámico, son siempre las mismas caras. La prensa seria está apoyándolo, aunque deberíamos tener medios más grandes como los españoles para que aparezcan fuera de la prensa especializada. Pero la historieta para el público argentino común sigue siendo el Eternauta, Mafalda, Fontanorrosa… lo de toda la vida".
"Hay autores como Luca Varela, Federico Casas, Diego Grimbau… un montón que siguen teniendo mucha obra publicada en Argentina y el mundo, pero son desconocidos para el gran público".

"En la historieta todavía hay caminos desconocidos"

"No creo que el cómic pueda cambiar la sociedad, sería muy ingenuo, rimbombante, casi épico, asegurarlo, pero tampoco descarto que sea imposible. Cómics como Carlitos y Snoopy (Peanuts) seguramente ha cambiado las decisiones de muchas personas en casos puntuales, pero son casos excepcionales".
"Pero en el lenguaje de la historieta todavía hay autores que muestran que hay un camino desconocido. Hay cada vez más posibilidades. Todo eso hace que uno quiera estar a la altura y hacerlo lo mejor posible".


Fotografía (detalle) de Jesús Jiménez

La nota completa, que incluye datos sobre su trayectoria e imágenes, puede leerse aquí:

sábado, 24 de diciembre de 2011

Mensaje del 24

En esta medianoche acabo de recibir un saludo por la Navidad de estos singulares personajes. Será cosa de aceptarlo con el valor que la circunstancia indica, no?:

"A partir de hoy, estaremos ausentes, tomando un descanso, para regresar con ustedes el 7 de enero del 2012!
Atentamente: la lechuga, pan integral, granola, queso light, yogurt,barritas de cereal, pechuga de pollo, coca light y agua purificada.

En nuestra ausencia, les atenderán: los lechones, el pavo, el asado, los chocolates, el champagne, los budines, turrones, almendrados y la Rosca de Reyes."

¡FELIZ NAVIDAD!

(Dedicado a todos los seguidores de este blog, a los visitantes ocasionales, a todos los que dejaron un comentario o simplemente se detuvieron a leer un texto o disfrutar de una imagen. Y de manera especial a todos los que he podido conocer personalmente o a través de mails particulares. ¡Gracias!)

viernes, 23 de diciembre de 2011

Video de Navidad de Aninés Macadam



Aninés Macadam, artista y autora del blog La Cámara Indiscreta me ha enviado este video de Navidad de su autoría. Es para disfrutar, tanto como su propio blog, para quienes aman todo lo vinculado al arte. Gracias, Aninés!

Los buenos deseos del MUDI

Recibí esta tarjeta de parte de Hugo González Castello, del Museo del Dibujo y la Ilustración. Muchas gracias y retribuyo los saludos y deseos. ¡Felicidades!

jueves, 22 de diciembre de 2011

Saludos de fin de año...(Gracias, Osvaldo!)

El Maestro Osvaldo Laino, quien cada vez que nos comunicamos es sumamente amable, me ha enviado esta tarjeta virtual de fin de año. ¡Muchas gracias y muchas felicidades para vos también, Osvaldo!

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Listado de temas: Septiembre/Diciembre 2011



SEPTIEMBRE

225. No es un día de sonrisas
226. Listado de temas: Mayo/Agosto 2011
227. El MUDI, renovado (la página del Museo del Dibujo estrena diseño)
228. Tras el día de la historieta, Fontanarrosa noe empieza a enseñar los pasos para realizarla ("Cocinemos un Inodoro")
229. Fontanarrosa y la "cocina" de Inodoro Pereyra (II)
230. La "cocina" de Inodoro Pereyra (III)
231. Una interesante manera de financiar un libro de humor gráfico (Paio Zuloaga)
232. De puño y letra (I) : Divito, Olivas, Gubellini, Valencia y Villafañe
233. Homenaje a la Historieta Argentina (muestra)
234. "Imaginaria" se merece nuestra colaboración
235. Garaycochea, Ciudadano Ilustre
236. Viñetazo (Edición 2011)
237. De puño y letra (II) : Medrano, Torino, Cao, Roberto y Mazzone
238. Nuestros Humoristas, muchos años después (reportajes a Torino y Mazzone a comienzos de los 90)
239. Una mirada original: "Vestir al personaje" (tésis de Natalia Soledad Bavaro)
240. Un premio para el pibe Dante Quinterno
241. Don Nicola en La Barra de Pascualín


OCTUBRE

242. Multisituaciones (un dibujo, muchos chistes)
243. Néstor Ibáñez, humorista y docente
244. Personajes secundarios (I): Súper-Avit (en Pérez-Man, de Bróccoli)
245. Releyendo Historietas: Un excelente blog que...¿se despide?
246. Quino crece en Rico Tipo
247. Inicios de Quinterno
248. Para agendar: "Ilustradores" y un capítulo dedicado al humor gráfico (canal à)
249. Pasión por el coleccionismo (reunión de los fans de Quinterno y Patoruzú)
250. Novedades para tener en cuenta (libros y revistas)


NOVIEMBRE

251. Guillermo Mordillo: "Poeta del ojo y del alma" (fragmentos de los reportajes publicados en El Libro de Oro de Mordillo. Traducción de Nora Guastavino)
252. Del papel al movimiento (VII): Otras obras del siglo XX (cortos y largometrajes)
253.Día del Dibujante: Un regalo de Osvaldo Laino
254. Pablo Lobato (caricaturas)
255. El primer Dante Quinterno
256. Ojo por ojo...¡en el matrimonio! (llamativos cuadros de González Fossat)
257. Muestra Plástica: HU-MORDILLO (Congreso: Salón de Pasos Perdidos)
258. Derechos del Niño (con ilustraciones de Quino)
259. Humores de la Memoria - 200 años de Humor Gráfico (muestra en el Paseo de la Imagen, Teatro Auditorium, Mar del Plata)
260. Trayectoria de Héctor L. Torino (III): Década del 50
261. Hoy, un gran reconocimiento para Mordillo (Salón de Pasos Perdidos)


DICIEMBRE

262. Carlos Killian: su adiós
263. Los Maestros enseñan (V): Puntos de vista
264. Novedades de diciembre (muestras y revistas)
265. El Niño Rodríguez en Página/12 (reportaje)
266. Napoleón/Napo...el otro, el mismo
267. En España recuerdan a Copi
268. Humor Registrado (I): El recepcionista de arriba/Rep (comienzo de una serie sobre esta gran revista)
269. El Mundo Quinterno, a pleno (reunión de los fans del famoso dibujante, esta vez en la ciudad de La Plata)
270. Listado de Temas (Septiembre/Diciembre 2011)
271. Saludos de fin de año...¡Gracias, Osvaldo! (tarjeta de Osvaldo Laino)
272. Los buenos deseos del Mudi (tarjeta enviada por Hugo González Castello)
273. Video de Navidad de Aninés Macadam
274. Mensaje del 24
275. Gustavo Sala presenta sus trabajos en España
276. Tarjeta 2012 de Marcos Severi (¡Gracias!)
277. Fin de año, a través del tiempo (humor gráfico sobre este tema, en distintas épocas)




martes, 20 de diciembre de 2011

El Mundo Quinterno, a pleno

Una nueva reunión de los fans de Patoruzú se llevó a cabo el sábado pasado en la ciudad de La Plata. Allí, Marcelo Caradonna agasajó a todos los invitados con un magnífico pollo al disco, que disfrutamos como una verdadera exquisitez.
Quiero destacar la cordialidad de Hugo Sangiácomo, quien - luego de salir de su trabajo - pasó a buscarme con su coche por la terminal, hecho fundamental teniendo en cuenta que no tenía mucha idea de cómo llegar al domicilio donde se encuentran las casas del mismo Hugo y de Cristian.
Ya allí, fue un gran placer charlar durante muchas horas no sólo del mundo de la historieta sino de los más diversos temas, y siempre con simpatía y afecto.

Momentos de escasa charla y máxima concentración en los respectivos platos...

La sorpresa de la tarde fue la visita de Hernán Schneider, creador del blog Mundo Quinterno y, anteriormente, de Releyendo Historietas. Para él fue realmente un esfuerzo llegarse hasta La Plata ya que reside en la localidad de Guatraché (La Pampa).

Una foto junto a Hernán

Como se puede observar, he subido algunas de las imágenes que me enviaron Christian (quien obsequió a cada uno de los visitantes un llavero con imágenes patoruzenses) y Hernán. Pueden ver muchas más en el blog de este último y en el de Alejandro:

http://mundoquinterno.blogspot.com/2011/12/ultima-reunion-de-coleccionistas-de-la.html

http://www.patoruzu-historietas.es.tl/

La escalera, por suerte, tuvo la amabilidad de soportar nuestro peso...

...Y aunque no tenga la fortuna de poseer como la mayoría de ellos la colección completa de Patoruzú y compañía, admiro a este personaje tanto como ustedes, ya que también ha sido parte de mi infancia. Por eso, siempre tendrá su lugar en este blog.

Gracias a todos!!!

sábado, 17 de diciembre de 2011

Humor Registrado (I): El recepcionista de arriba

Hacia el mes de abril de este año subí una nota homenajeando al primer número de la revista Humor Registrado. Y a partir de allí quedé en deuda tras la promesa de una serie de entregas sobre esta gran publicación. Es por eso que ahora – en una de las últimas entradas del año - quería comenzar a cumplir con lo anunciado.
“La Humor” está sin dudas entre las diez revistas humorísticas argentinas más importantes de cualquier época. Sin embargo, si incluímos todo lo que brindó y representó más allá del mundo de la historieta, nos encontramos con una obra sin par. Recordemos – como se expresó en aquel mes de abril – que alguna vez fue galardonada como la mejor publicación satírica del mundo.
Grandes dibujantes y grandes plumas regalaron constantemente momentos inolvidables de imaginación y valentía, especialmente en el período anterior al regreso de la democracia. Es que – justamente – en esos años y a lo largo de toda su existencia, si algo caracterizó a Humor fue la pluralidad de ideas tanto en las notas de opinión, como en las periodísticas y literarias.
Y en materia de dibujantes y caricaturistas, basta con decir que por allí desfilaron Fontanarrosa, Crist, Viuti, Altuna, Cascioli, Nine, Ceo, Fortín, Grondona White, Tabaré, Limura y tantos otros.
De estos últimos nos vamos a ocupar de aquí en más.
Para empezar, una creación de Miguel Rep (que aún no había cumplido 20 años por entonces): El recepcionista de arriba.
Comenzaba el año 1980 y esta curiosa y original historieta hacía su presentación. John Wayne llegaba al cielo y una especie de San Pedro lo recibía a las puertas del Paraíso. Él sería el encargado de resolver si merecía pasar o ir derecho al Infierno. Por tal trámite debieron pasar cada uno de los arribados (en algunos casos personajes ya fallecidos y en otros aún vivos), siempre con el agregado de las singulares acotaciones de Arsenio, un ratón con aureola compañero del recepcionista.
Evidentemente, en cada decisión, está el sentir de Rep. Pero dejemos al propio autor reflexionar sobre su lúcida página:

"Esta serie la escribí y dibujé hace exactamente 30 añitos. Me acuerdo de la primera página (…). Se moría John Wayne, y lo juzgaban en el Paraíso. Lo recibían un barbudo etéreo, y un ratón parlante (…). Hice esa página como un chiste de una sola vez en los primeros días de 1980, con mis 18 años, sobre una máquina de coser Kopp de mi mamá, en una siesta asfixiante de Santa Lucía, Corrientes, donde vivía mi familia y yo era visita (…).
Cascioli la publicó, y ante mi sorpresa, me pidió que continuara la serie (…). La mayoria (de las almas para ser juzgadas) no entraba al Paraíso (…). Y pensar que en ese tiempo gobernado por Videla yo podía imaginar otros purgatorios e infiernos peores habla de mi adolescente ingenuidad de entonces.

Disfruté mucho todo ese año que duró la serie, y fue muy dolorosa la interrupción en marzo de 1981. En el medio, realicé mi primera muestra individual en el cine Arte, en pleno centro, con el padrinazgo de Octavio Fabiano, y un hermoso texto de Carlos Trillo. En esa exposición, montada en un sótano-transición entre la calle y la sala cinematográfica, alguien con mucha ira rompió originales (los de Neustadt y Oski), y se robaron otros (los de Lennon y algún otro). Gracias a esa reacción, supe que había empezado mi firma d’autore. " (1)

Veamos, entonces, que suerte corren los mencionados Wayne, Oski y Lennon, y Palito Ortega…


Humor Reg. números 29 y 31 (1980)

Humor Reg. número 49 (1980)

Humor Reg. número 56 (1981)


(1) Texto perteneciente a la colección "Rep - Firma D'Autore" publicada por el diario Página/12 en 2010 (Capítulo 8: El recepcionista de arriba).

jueves, 15 de diciembre de 2011

En España recuerdan a Copi

Al cumplirse un nuevo aniversario del fallecimiento de Copi, el sitio http://www.adn.es/ lo recuerda con el siguiente texto. He agregado una fotografía del dibujante perteneciente a la revista Argentina número 5 del mes de agosto de 1969 y un trabajo realizado para Tía Viceta unos años antes de su partida a Francia.

Copi, la viñeta en las tablas y los párrafos
Sergi Falcó

Se cumplen 24 años de la muerte del ecléctico autor argentino, que usó su concepción disparatada y visual de la realidad tanto en las historietas como en el teatro o las novelas

La popular 'femme assisse', de Copi.

Ser un autor argentino y destacar suele equivaler a ser el blanco perfecto de las comparaciones y las herencias. Es habitual disponer a los grandes nombres siempre con el filtro inevitable de las influencias de autores previos. Los que le deben más a Borges o a Arlt, por ejemplo. Sin embargo, incluso en el enfermizamente referencial panorama literario argentino se pueden encontrar rara avis.
Uno de ellos fue Raúl Damonte Botana, más conocido como Copi. Esta semana se cumplen 24 años de su muerte, que le alcanzó en Paris sin haber llegado al medio siglo de vida. Eminentemente provocador, capaz de saltar del humor sutil al cafre y de jugar con el absurdo y con lo patético a partes iguales, Copi fue ante todo un storyteller: lo suyo era sacarse relatos cortos de la chistera y combinarlos. De ese modo, ideó de una forma tan natural las viñetas como las obras de teatro, e incluso las novelas.
Lengua francesa, pensamiento argentino
Escribió siempre lejos de su patria. Si bien su exilio, al principio forzado y más tarde voluntario, no constituye un argumento de su rareza -pensemos sin ir más lejos, en Cortázar-, sí que deja una consecuencia que acentúa de cierto modo su obra. Y es que Copi escribió toda su prosa y su teatro y sus viñetas en francés, lengua adoptiva que dominaba a la perfección ya antes de ir a Paris.
Y no por ello olvidó sus raíces. De hecho, en obras como Eva Perón o novelas como El uruguayo, La vida es un tango o La Internacional Argentina -estas últimas tres, editadas por Anagrama en Obras (Tomo I), 2010- o bien el escenario o la historia tratan con una extraña mezcla de sorna indisimulada y de feísmo los cleavages más importantes de la idiosincrasia de su país de origen.
Su uso de la lengua francófona conlleva otro efecto, este ya más culpable de que se le considere un satélite aparte en la cartografía de autores argentinos. Notablemente olvidado en su país hasta los noventa, tardó en editarse en castellano. Sin embargo, su excepcionalidad se debe más a otros ámbitos.
Versátil pero siempre igual
Dos, en concreto, que se combinan. Por una parte, es uno de los autores más versátiles que ha dado la creación argentina, capaz de pasar de las viñetas mordaces -en Francia, su Femme assisse, que publicó durante una década en Le Nouvel Observateur, se convirtió en un personaje fetiche- al teatro -siempre escribiendo, a veces dirigiendo e incluso encima del escenario, junto al grupo Pánico- o la novela sin inmutarse.

Tía Vicenta número 7 (1958)

La otra parte es que lo hace fiel a un estilo de fotógrafo oportunista, es decir, de dibujante de cómic. El desarrollo de sus temas -de disparatados entramados conspiranoides a ratas y personajes extraviados, pasando por sexo y demás vergüenzas transformadas en desvergüenzas- evoluciona siempre como una sucesión de escenas que rozan la inverosimilitud con una naturalidad que engancha. Su don fue el de trasladar la frescura y la omisión de la viñeta a las tablas o a las novelas. Ocurre con sus personajes, que avanzan por sus historias como a quien lo van disfrazando a trompicones, y suelen terminar parodiados o transformados en falsas figuras extremas. También en sus estructuras -La vida es un tango, su única obra escrita originalmente en castellano, cuenta la vida entera de un hombre a partir de tres días señalados y muy separados en el tiempo-, que incluso juguetean con el surrealismo y la literatura del absurdo en alguna ocasión -la más clara, El uruguayo-.
Su actitud espontánea, que también asociaba a su propio personaje farandulesco, es lo que le distancia de otra de las ramas de la literatura argentina, la de los simbolistas y provocadores Macedonio Fernández, Osvaldo Lamborghini o Alejandra Pizarnik. Comparte sus dos rasgos, pero se aleja diametralmente en tanto en cuanto lo suyo no es precisamente la solemnidad. De hecho, en el propio uso del lenguaje -aunque originalmente en francés-, Copi destaca por ser diáfano e incluso por trascender las fronteras de lo informal, dando paso a jergas y coloquialismos sin ningún pudor.
Acaso se parezca en su uso de la anécdota y de la imagen a otra figura de excepción de la literatura argentina, César Aira. El escritor, que es conocido por publicar en intervalos de tiempo de seis meses, siempre novela corta escrita, según cuenta, a razón de una cuartilla por día y sin derecho a corregir el rumbo de la narración hasta que no la termina, fue precisamente quien repuso en el mapa literario argentino a Copi. Lo hizo a partir de la edición de una conferencia magistral sobre el díscolo autor porteño (Copi, Beatriz Viterbo Editora, 1991) en la que mostraba su fascinación por el que, como él, suscitó la admiración de compañeros de profesión y crítica pero no halló el reconocimiento de la masa.
En literatura, está comprobado, nadie se resiste a la comparación, ni siquiera las figuras más genuinas.

Para quienes quieran disfrutar de La Mujer Sentada en este mismo blog, cliquear aquí:

http://sonrisasargentinas.blogspot.com/2010/11/copi-la-mujer-sentada.html

sábado, 10 de diciembre de 2011

Napoleón/Napo: el otro, el mismo...

El mes pasado recibí un comentario de Iván Riskin donde me sugería subir al blog algo de Napoleón, por considerarlo un artista excepcional.
Eso me hizo recordar que hubo un momento en que dudé si Napoleón y Napo eran la misma persona. Ocurre que conocía algo de Napoleón a través de la lectura de algunas Satiricón y por un libro que aún suele circular por las webs de compra y venta de revistas titulado "Tutti-Frutti". Más tarde supe que había acortado su seudónimo a Napo y ahí quedó la cosa.
Pasó el tiempo y un buen día me encuentro con ilustraciones firmadas por Napo pero con un estilo tan diferente al que había conocido que en ese momento me costó creer que se trataba del mismo autor.
Si bien sabemos que un artista puede ir modificando su manera de dibujar, casi siempre suele haber puntos en común, tanto en el dibujo mismo como en la temática y el tipo de humor empleado. Lo podemos ver tranquilamente en Quino, Fontanarrosa, Caloi y tantos otros.
Sin embargo, en este caso realmente me pareció estar antes dos autores distintos, apenas con una coincidencia en sus seudónimos.

Tutti-Frutti (1974)

Satiricón nro. 20, julio 1974

Gran error: sí se trataba de la misma persona. Como puede apreciarse en las imágenes, correspondientes a la primera mitad de los 70 en un caso y a los 90 en el otro, el estilo ha variado notablemente en todo sentido de una época a la otra. De un humor corrosivo, apelando al grotesco, a temáticas vinculadas a la violencia, lo sexual y a la crítica social - mientras residió en Argentina - pasa a una mirada mucho más amable en todos los aspectos, incluso en la forma de emplear el color (ya desde su residencia en Francia a mediados de los 70) .

"Rain-Bow" y "Romántico Golf" (de Humor Golf, s/f, posiblemente década del 90)

Ilustración para Revista La Nación (mayo de 1999)

Varios dibujantes en un mismo dibujante, desdoblado como aquel escritor inigualable...
Porque más allá de estilos y preferencias hay algo que se mantiene inalterable: la creatividad y la inteligencia para hacer humor.

Napoleón/Napo nació como Antonio Mongielo Ricci en Rosario en 1942. Comenzó a publicar a fines de los 50 en Tía Vicenta y más tarde lo hizo en Leoplán, Adán, La Hipotenusa, Gregorio, María Belén, Centro Editor de América Latina, Noticias, Satiricón, La Cebra a Lunares y Chaupinela. Se radicó en Francia en 1976 y - ahora como Napo - se dedicó al humor y la ilustración participando no sólo en el mencionado país sino también en Alemania, España e Italia, además de realizar exposiciones individuales y colectivas (1).
En 1994 es invitado a exponer en el Centro Cultural Recoleta. Allí surge la posibilidad de quedarse en la Argentina:

"Ibamos a hacer un suplemento en el diario La Nación. Me pedían que hiciera una selección con los que yo consideraba los mejores dibujantes de prensa. Estuve trabajando dos años en el proyecto y no salió nada de nada. Así que de nuevo me metí los sueños en la valija y me volví a Francia, con la conciencia tranquila de que había intentado hacer algo en mi país" (2).

Sin embargo, en los últimos años de esa década colabora con trabajos propios en el mismo diario (ver escaneo).

Para finalizar, el orígen de su nombre artístico:

"Cuando era chico me quebraba frecuentemente las muñecas, se ve que tenía huesos frágiles, siempre andaba con un cabestrillo. Alguno me puso Napoleón. Cuando fui a Francia, a más de uno le pareció un tanto inapropiado el apodo, así que me quedó Napo"(3).




Ilustraciones:

Napoleón: Tutti-Frutti, Ediciones del Pregón, 1974.
Satiricón nro. 20, julio 1974.
Napo: Humor Golf, Fundación Banco Patricios, s/f.

Textos:

(1) Top-Comics (blog) y Tutti-Frutti.
(2) y (3): De un reportaje realizado al autor por Fernanda González Cortiñas, Rosario-12.com.ar, 2004.

viernes, 9 de diciembre de 2011

El Niño Rodríguez en Página/12


Hace un tiempo, en este blog, subí una serie de entradas donde se mostraban ilustraciones sobre el mundo del fútbol ideadas por El Niño Rodríguez para el diccionario ABC , editado por Olé.
Ahora, he transcripto el muy interesante reportaje que el periodista Lautaro Ortiz le realizó a este excelente historietista, animador, ilustrador y dibujante de 42 años y que se publicó hoy en el diario Página/12.
Javier Rodríguez (su verdadero nombre) es autor de la tapa de la nueva edición de Fierro que aparece mañana. Y está preparando el segundo tomo de Lucha Peluche, la exitosa tira que también se presenta en la Fierro.

------------------------------

–¿Por qué eligió un conejo como personaje casi principal de su tira? ¿Qué posibilidades, no sólo gráficas sino narrativas, encontró en su creación?

–El conejo nace como un dibujo que hacía yo por cualquier lado, como un elemento gráfico suelto. Siempre me gustó grafitear o pegar dibujos por la calle, salir con un marcador en el bolsillo. Todo lo que me saque del tablero y de los espacios conocidos me gusta. El conejo es súper sencillo, blanco y negro, dos puntitos de ojos, orejas altas y un toque de actitud. Me gustaba la contradicción de que fuera un personaje muy bonito, casi un Hello Kitty, pero muy malhumorado y cabrón. Lo dibujaba siempre gritando “¡Peluche las pelotas!” y finalmente eso terminó en la tira. No tenía ni nombre, recién después le puse Alejo Conejo. Me gustó ese nombre porque rima, pero porque también Alejo te aleja si lo querés acariciar... es arisco. Es el personaje que me permite juntar al resto de los personajes como grupo, es un observador de todo el resto y es el que establece el vínculo de diálogo con el lector.

–De las distintas caras que tiene el humor, usted parece haber elegido la de mayor riesgo: el cinismo y la sátira que, en el terreno del humor político, necesariamente, implica dejar de lado la coyuntura para avanzar sobre temas de fondo. ¿Ve a Lucha Peluche como una tira de humor político?

–Desde el principio quise que fuera una tira con elementos clásicos, por eso usé una estructura tradicional de tres cuadros, un elenco fijo de personajes, y un ritmo de humor directo, sin vueltas experimentales. No me parece divertido hacer humor de coyuntura, terminás muy pendiente de los titulares del día a día, haciendo juegos de palabras, son chanzas de un día y después de un tiempo, ya ni se entiende el chiste sin la referencia de la noticia. Igualmente, trabajando en un diario es imposible escapar de lo que pasa, pero me gusta la elaboración que requiere escapar del hecho puntual para hablar de algo más universal. Por ejemplo, si la noticia de la semana era el caso de corrupción del ministro Fulano, en vez de hacer un chiste sobre el ministro Fulano, prefiero hablar de la corrupción en sí como hecho, algo que existe y va a seguir existiendo. También me permite tratar esos temas a través de mis personajes, sin tener que recurrir a meter al ministro Fulano dentro de la tira, o al recurso de dos tipitos leyendo el diario... ¡Que se mate Fulano! ¡Encima que es un chorro, no le voy a dar el gusto de retratarlo! Del ministro Fulano nadie se va a acordar ya en un año, y mi intención siempre fue recopilar este trabajo en libros que se pudieran seguir entendiendo a través del tiempo. En ese sentido, sí es una tira de humor político. Pero porque es de alguna manera político un personaje como Mortadela, un cartonero muerto de hambre que sin embargo no se rebela contra el sistema, o el Señor Rocamora, un ejecutivo-bebé capitalista cuya secretaria lo amamanta y le cambia los pañales. En ese sentido alegórico, no sé si existe algo parecido.

–¿Qué queda del “chiste” (ese remate risueño del final) en el humor gráfico actual?

–Hay autores que no hacen un chiste en el sentido estructural –lo que sería planteo, nudo y remate– y, sin embargo, te hacen reír o sonreír igual por otros mecanismos. Me parece que el lector lo único que espera y agradece es un espacio de belleza. Si la tira está dentro de un medio como un diario, es un momento de pausa, y está bien que sea así. No importa que no haya chiste estrictamente. Y a veces, inclusive, se agradece que no siempre traten forzosamente de hacerte reír. En una tira puede caber algo más poético también.

–¿Cuán determinante es el diseño gráfico a la hora de hacer historieta? Las marcas gráficas –por decirlo de alguna manera– que hay en sus trabajos son parte de su estilo reconocible.

–Sí, tengo un estilo con elementos muy cercanos al diseño gráfico. Desde hace años hago, además de historieta, publicidad y dibujos animados. Todo esto también va colándose en el estilo. Actualmente, cuando dibujo, aunque sea para publicar en papel, voy armando la ilustración con elementos sueltos que después voy componiendo como lo haría para un dibujo animado. Yo aplico ya estos criterios a todos mis dibujos aunque sean para el papel. Pero es que la plataforma ya no es lo que más me interesa, el dibujo te puede llevar a un montón de lugares y medios, y a mí me interesan todos. Y para cuando encare la versión cartoon de Lucha Peluche voy a tener ¡la mitad del trabajo hecho!

–Y este año ¿a dónde lo llevó el dibujo?

–A muchos lados. Por ejemplo, estuve en la lectura de la sentencia de la causa ESMA invitado por la revista MU para retratar en vivo a los que asistían como amigos de los acusados. Y también hice unos dibujos animados para Nicolás Repetto y Sábado Bus, retratando a Natalia Oreiro, Cacho Fontana y Flor de la V. Hice una campaña gráfica para Coca-Cola, un dibujo animado para Pakapaka y la editorial Taschen me publicó en su catálogo Illustration Now. Todas cosas y lugares muy diferentes, y a todos esos lugares me llevó el dibujo. Ya ni siquiera digo que soy dibujante, ni historietista, ni ilustrador, cuando me preguntan qué hago, ahora ya digo que soy Artista Pop y listo.


La nota completa se puede leer aquí:

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/18-23768-2011-12-09.html

Fotografía: web de la Universidad e Palermo

lunes, 5 de diciembre de 2011

Novedades de diciembre

El próximo sábado 10 se inaugura en el Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori una muestra titulada "José María Cao: padre de la caricatura argentina". Así lo informó Hugo González Castello, del Museo del Dibujo y la Ilustración (MUDI). Será a las 12:00 hrs en Avda. Infanta Isabel 555, frente al Rosedal de Palermo.
Las obras corresponden a litografías realizadas por el artista para el periódico Don Quijote bajo el seudónimo Demócrito II, y a caricaturas publicadas en las revistas Caras y Caretas y Fray Mocho.
Cao ya había sido objeto de un gran homenaje hace unos años en OSDE. El imperdible catálogo aún puede ubicarse en la web.

Más información en:

http://www.museosivori.org.ar/muestras/111210_cao.htm

Y aquí se puede descargar el catálogo de esta muestra:

http://www.museosivori.org.ar/muestras/catalogos/111210_cao_sivori.pdf

En materia de revistas, y aunque ya está en los kioskos desde fines del mes pasado, vale recordar la aparición de un nuevo número de Comic.ar, en este caso el 17. Entre los dibujantes humorísticos se puede disfrutar de las creaciones de Javier Rovella, Claudio Kappel, Maicas, Elmer y Löwy, todos de excelente nivel (en mi caso destaco especialmente la sensibilidad de la tira Brunella, de Rovella), así que espero poder tenerla en mis manos en estos días.

Ilustración de Diego Grecco

Además, a través del blog de la Escuela de Dibujo de Claudio Kappel, me he enterado de la próxima aparición de una nueva revista de humor gráfico. El mismo dibujante, docente y psicólogo lo explica:

"Desde hace tiempo nos preguntamos por qué no hay revistas de humor gráfico como las de antes. La misma pregunta se la venían haciendo Piru, Mora, Dico, Alan, Jeg, Fela y JA!, todos ellos alumnos de la Escuela, hasta que decidieron dejar de lamentarse y poner manos a la obra. Así nació "Con Remate", nombre que inmediatamente nos retrotrae al espíritu de la publicación: hacer chistes con remate humorístico, valor que últimamente se viene perdiendo.
De esta manera, los 7 autores, luego de sendas reuniones, decidieron realizar una revista de 20 páginas, en formato A4 (sí, es bastante grande la revis) a todo blanco y negro.
En principio la misma será trimestral, y después irán viendo. Con respecto a su contenido me prohibieron adelantar nada, sólo les diré que mezcla el humor de semi actualidad, con lo absurdo y lo atemporal. Lo cual da lugar a un heterogéneo collage humorístico y lo más interesante, un variado mosaico de estilos, ya que como verán, cada dibujante tiene una línea muy personal.
Habrá que esperar hasta el 7 de diciembre a las 19 hs para develar el misterio; la revista se presentará en sociedad ese día en el marco de la expo de la Escuela de Kappel en la Alianza Francesa de Palermo, y quienes asistan (sólo por esta vez) se la llevarán gratis, ya que después tendrá un valor de $5, lo cual no deja de ser una ganga.
Así que ya están todos avisados, a no perderse esta oportunidad única e irrepetible de llevarse un ejemplar firmado por sus autores, quienes prometen poner lo mejor de sí para sacarles una sonrisa. Al menos lo intentarán..."

¡Mucha suerte, entonces, en este nuevo emprendimiento!

Tapa realizada por Piro

De esta manera, pasado, presente y futuro de nuestro humor gráfico estarán muy bien representados. Vale la pena experimentar tanto lo que se hacía hace un siglo como lo que se hace hoy, un ir y venir en el tiempo que es sumamente atractivo.
Y, entre otras cosas, aún están por verse cúales serán las sorpresas en cuanto a nuevos libros, un clásico de esta época del año, fiestas mediante...

sábado, 3 de diciembre de 2011

Los Maestros enseñan (V): Puntos de vista

Presentar al personaje desde distintos ángulos es una de las técnicas a desarrollar al plantar una figura. No es tan sencillo como parece ya que usualmente nos resulta más fácil ubicarlo desde algunos lugares que desde otros; y esto es fundamental ya que tal personaje - independientemente del punto de vista - debe parecer siempre el mismo. En este aspecto, Néstor Ibáñez me comentaba hace unos pocos años que Tabaré es alguien que maneja muy bien estas posibilidades y trata habitualmente (lo podemos ver todos los días) de establecer variantes, incluso en una misma tira cada cuadro puede mostrar a los protagonistas desde ángulos totalmente diferentes.
Seleccioné las siguientes ilustraciones del linyera como posibles ejemplos:



Tabaré: Diógenes y el Linyera, imágenes tomadas de la colección Ilustradores y Humoristas de Clarín (correspondientes a tiras previamente publicadas en el mismo diario entre 1994 y 2001).

viernes, 2 de diciembre de 2011

Carlos Killian: su adiós

Muy mala novedad para comenzar este último mes del año. Este artículo está firmado por Juan García Cerrada, del blog Humor y Ciencia:

http://www.madrimasd.org/blogs/HumoryCiencia/2011/12/01/129465#more-129465

Fallece Carlos Killian

Ayer nos llegó la noticia de la muerte de uno de los grandes autores del humor gráfico, la caricatura, la historieta y la ilustración iberoamericana, el argentino Carlos Killian.
Si no fuera porque las fuentes a través de las que me he enterado fueran de toda solvencia, dudaría de la noticia. Es doloroso comprobar como una noticia como el fallecimiento de un artísta de la talla de Carlos Killian no ha merecido ni el más mínimo espacio en los medios de comunicación, o al menos yo no he sido capaz de encontrarlo.
Killian nació en Buenos Aires, el 4 de enero de 1947. Se formó en la Escuela Nacional de Bellas Artes y Escuela Panamericana de Arte. Sus trabajos han ocupado espacios en medios de Latinoamérica, España y Estados Unidos, entre otros. En su país natal publico en Mengano y Satiricón. En España publicó en las publicaciones más relevantes de la transición El Papus, El Jueves, Papillón, Siesta, La Vanguardia, Interviú, Cambio 16, El País. En Estados Unidos colaboró en el New York Times, Play Boy, entre otros.
Sus exposiciones se han podido visitar en galerías como Praxis, Asociación de Ilustradores de Buenos Aires, Instituto de Artes Gráficas, Universidad de Alcalá, etc.
Su obra también está recogida en varias antologías humorísticas, como Educación Sexual o Por la boca muere el pez. Hemos tendio la suerte de contar con su participación en varias ediciones de la Muestra Internacional de Humor Gráfico de la Universidad de Alcalá.
En el año 2000, recibe el premio Yellow Kid al mejor ilustrador Europeo.
Amante de la música blues y de la clásica, nos ha dicho adiós en su ciudad natal, a la que había regresado en 2006 después de vivir durante mucho tiempo en España y su paso por Estados Unidos, dejándonos su mejor regalo, su trabajo acompañado de los gratos recuerdos.
1 de diciembre de 2011


Killian no sólo ha sido (y es) un gran humorista sino también un extraordinario ilustrador, caricaturista y artista integral. En su sitio web pueden comprobarse sus enormes cualidades: