Maestros

Maestros

martes, 23 de abril de 2013

Cuatro momentos de Capicúa (I): Los semanarios Patoruzú y Cara Sucia



Siguiendo la línea iniciada con Afanancio, nos ocupamos ahora de Capicúa, otro de los grandes personajes - el primero de todos, en realidad -  de Adolfo Mazzone.
La historieta de este simpático chico hizo su presentación en el semanario Patoruzú un 31 de julio de 1939,  bajo el título de Mi sobrino Capicúa.

Para conocer varios detalles importantes, tomo estos fragmentos de la nota que Hernán Schneider subió el año pasado a su anterior blog Mundo Quinterno:
"La tira debut, en el número 98 de Patoruzú, nos presenta cierto paralelismo con el indio de Quinterno. Capicúa llega en tren desde el 'interior' y es una herencia para el tío Olegario. El indio había hecho su debut una década antes como una herencia para Don Gil Contento y también llegaba en tren desde Chubut. Aquí, Mazzone ya deja ver algunos sellos de su estilo personal como un mono que quiere escaparse de un cuadro.
En la segunda entrega que se hizo el 7 de agosto, Olegario y el profesor se quieren sacar de encima a Capicúa pero cuando el muchacho da muestras de su buena suerte y se hace de un dinero cambian de idea y se lo llevan para presentarlo en la pensión.
En la tercera entrega que sale en el número 100 de la revista Patoruzú, Mazzone ya ha marcado claramente de qué trata su historia y ha resuelto a la perfección los roles de sus protagonistas y algunos de sus rasgos característicos, la ambición desmedida de Olegario, la locura de Capicúa por los quesos y su increíble suerte, los inventos de Bambufoca y la severidad de Doña Amparo..."

Capicúa es muy distraído, pero esa cualidad casi siempre le juega a favor: queda como un héroe sin proponérselo, y gana mucho dinero de la misma manera. Su verdadero interés apunta a saborear hormas enteras de queso, sin que hagan mella en su sistema digestivo...

Patoruzú


Número 100 - 14 de agosto de 1939


Número 108 - 9 de octubre de 1939

Capicúa divierte a sus lectores, gana reconocimiento pero...
Judith Gociol y Diego Rosemberg nos cuentan que Mazzone se pelea con Quinterno (1) y así la tira llega a su fin un 29 de abril de 1940, en el número 137 de la revista mencionada.
Sin embargo, muy poco tiempo después (el 3 de junio de 1940) Capicúa reaparece ahora dibujado por Eduardo Uliano, quien no era otro que el muy conocido Oscar Blotta. 
Mientras tanto, el 12 de junio de 1940 sale a la luz el primer número de Cara Sucia. Se trata de una publicación de tamaño, diseño y características similares a Patoruzú. Esto es, una competidora sin vueltas.
Allí colaboraban Raul Valencia, Domingo Villafañe, Héctor L. Torino, Daloisio, L. Dantés (hermano de Torino), Marino y Mazzone. Adolfo presenta El Ñato Agrelo y...¡Capicúa!, con lo cual durante cierto tiempo el muchacho de los grandes dientes apareció en dos medios a la vez y por obra de dos dibujantes distintos. Indudablemente, Adolfo era el dueño de la criatura: para pensar, entonces, el tema de los derechos de autor...

"Mi sobrino" ya no figura en el título de la historieta y junto a Bambufoca aparece un supuesto Olegario de fisonomía muy diferente, aunque con su personalidad habitual.
Los argumentos mantienen el mismo estilo, incluyendo ese toque de cierto salvajismo en algunas acciones, muy propio de Mazzone.
Pero quizá lo realmente valioso para el dibujante haya sido la posibilidad de inventar historias con mayor libertad, y lucirse con cuadros algo más grandes y a dos colores. Incluso, Capicúa llegó a ser ilustración de tapa en varias ocasiones.

Cara Sucia




Número 2 - 19 de junio de 1940

Como con todo detalle nos relata Hernán, Uliano se mantiene en Patoruzú hasta abril de 1941, cuando Mazzone regresa y retoma su creación (Cara Sucia tuvo una corta vida). A partir de ese momento, el personaje se publica hasta el número 369, del 9 de octubre de 1944, siendo sucedido por El Profesor Bambufoca.
Hasta donde sabemos, dio comienzo aquí un largo paréntesis en la trayectoria de Capicúa. Recién en los 50 reaparecería en una mítica publicación cuyo formato y contenido eran muy distintos. Más tarde, a fines de la misma década, llegaría la ansiada revista propia.
Momentos todos ellos que serán desarrollados en la próxima entrega.



Fuentes:

Schneider, Hernán: "Adolfo Mazzone y su paso por la editorial Dante Quinterno" (en el blog "Mundo Quinterno", 2012).
(1): Gociol, Judith y Rosemberg, Diego: "La Historieta Argentina - Una historia" (Ediciones de la Flor, 2000).

8 comentarios:

  1. Hola, Luis. Sabía lo del paso de Capicúa en Cara sucia pero no había tenido la oportunidad de ver ninguna de esas tiras. Interesante el uso de los colores y el cambio de fisonomía de Olegario. También me llama la atención que Capicúa no diga una sola palabra; nunca fue muy conversador pero acá directamente no habla nada. Gracias por compartir y esclarecer con nuevos datos, saludos!

    Ah, y gracias también por el dato de la serie "Continuará", espero enganchar al menos la de Patoruzito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenés razón, Hernán, habla poco y nada Capicúa en toda esta etapa. Parece un niño grandote, como Upa. O como si tuviera un leve autismo, porque solo "despierta" ante la oportunidad de comer queso o ante una situación fuera de lo común. Igualmente, fijate que en un cuadrito de la tercera página de Carasucia expresa algunas pocas, casi escondidas palabras.
      Lo que vos comentás es muy interesante para comparar con los siguientes períodos, donde se lo ve un poco más suelto y expresivo, más como un chico adolescente.
      Con respecto a lo de Continuará, creo que los viernes es el día que se renuevan los capítulos y después hay un montón de repeticiones, así que hay oportunidades de sobra para verlo. Acordate que en la página de Encuentro podés bajarte los capítulos anteriores, donde hay programas dedicados a Patoruzú, Torino y Mazzone, etc. Saludos!

      Eliminar
  2. Si, Luis, justamente estaba pensando mientras escribía mi comentario en qué momento Mazzone le da más letra a Capicúa, quizá recién en los tiempos de la revista propia, la de 1959. Cuando pueda chusmeo la página de Encuentro, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para este tema me voy a ayudar con el material que cuento para la segunda parte, que no es una colección completa, claro, pero que marca una tendencia. Por eso es que a veces utilizo palabras como "supuesto", "quizá" o verbos en condicional. Por otro lado, te reitero que si llegás a precisar algo para tu blog (y si lo tengo, ja,ja) avisame. Gracias por tu comentario, Hernán!

      Eliminar
  3. Excelente informe, Luis. Siempre tuve gran admiración por el estilo de Mazzone, las tapas de sus publicaciones ( Capicúa, Afanacio, Piantadino..etc.) eran pequeñas obras maestras, el problema es que prometían mas de lo que la historieta propiamente dicha, terminaba entregando. Ese fue unos de los motivos ( además de lo cortas ) por los que nunca me termine enganchando demasiado ( a pesar de comprar muchísimos ejemplares y suplementos especiales ).
    Abrazo!

    PD: que buen dato lo de la pagina de Encuentros! Voy a ver si puedo bajar algunos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con vos, Eduardo. Tal vez a Mazzone se lo reconozca más como dibujante (de los mejores) que como guionista. En cuanto a lo del canal Encuentro y la serie "Continuará...", fijate que tengo una entrada anterior donde está el listado de todos los capítulos anteriores. Incluso los de otra serie correspondiente a la historia del humor gráfico. Hay canales como éste, o Films and Arts, o el "a", que han armado documentales sobre historieta y humor muy interesantes. Gracias por pasar!

      Eliminar
  4. hola a todos no conocia la pagina y la encontre de cassualidad, queria decirles que esta muy buena y aprobechando que parece comparimos amor por estas fantasticas revistas de nuestra infancia queria si alguien me podria recomendar alguna libreria en bs as donde conseguir revistas como patoruzu ,capicua, don nicola etc ... desde ya muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola: En la ciudad de Buenos Aires tenés varios sitios donde consultar por las revistas que mencionás. Estos son algunos: Club del Comic y Extraño Mundo, ambas en zona Congreso, además de los puestos del Parque Rivadavia (Rivadavia al 5000). Espero te sea útil. Gracias por pasar a comentar. Saludos y mucha suerte en tu búsqueda.

      Eliminar