Maestros

Maestros

miércoles, 17 de julio de 2013

Liniers, Messi y el fútbol...

Liniers acaba de inaugurar una muestra en Mendoza, provincia natal de Quino nada menos. De esta alegría, de su admiración por Messi y de su fanatismo por Boca habla en la siguiente nota publicada por el diario Uno. Tres temas que seguramente serán apreciados por muchos, incluído el autor de este blog, por supuesto...

Liniers y el deporte: "Messi hace arte"


Imagen: macanudoliniers.blogspot.com

El genial artista Ricardo Siri es el nuevo referente de la historieta argentina y quien volvió a convertir el humor gráfico en fenómeno de masas. "Soy hincha de Boca", confesó. Jajajaja”, “jijijijijiji”. Como chispeantes y festejantes murmullos, las sonrisas cómplices de niños y adultos fluyen espontáneas, aquí y allá, por doquier, frente a las viñetas y los cuadros de historietas del genial artista Liniers que pueblan las paredes del fastuoso Espacio Cultural Julio Le Parc. Ricardo Siri, descendiente de Santiago de Liniers, virrey de Buenos Aires –de allí su segundo nombre y como se lo conoce popularmente– pasó en poco tiempo del oscuro under porteño del cómic a convertirse en el último gran referente de la historieta argentina, y volvió a convertir el humorismo gráfico (postQuino) en un fenómeno de masas.

"Estoy feliz de exponer en la tierra de Quino”, exclamó Liniers en la inauguración de sus dos muestras “Macanudísimo” y “Una muestra macanuda”, las que podrán visitarse, de 13 a 22, hasta el 9 de agosto, en el Le Parc (Mitre y Godoy Cruz, Guaymallén).

El dibujante bonaerense nacido el 15 de noviembre de 1973, reconocido por caricaturarse a sí mismo como un conejo, y por el humor ácido, romántico, inteligente y tierno de sus tiras, encuentra también en los deportes, como otros sucesos cotidianos, una fuente inagotable de inspiración. Como la tira en la que Dios escucha por radio un partido y sale gritando un gol de Boca...


Imagen: Diario Uno

“Sí, soy hincha de Boca”, confesó Liniers a Diario UNO. “Mi abuelo y mi padre son de Newell’s, pero mi hermano menor, vaya a saber por qué, se hizo de Boca. Y tras una recordada final entre los dos equipos en el ’91 en la Bombonera, perdió Boquita y mi hermano se largó a llorar. Me dio tanta pena el tipo que le dije: ‘Yo me voy a hacer hincha de Boca como vos’”, agregó.

Sus inicios como dibujante están ligados de alguna manera con el fútbol. “Fui a un colegio de varones, el Saint Brendan’s. En esos lugares la jerarquía la da el deporte: los que juegan bien al fútbol tienen fama y los que no son medio perdedores. Yo entraba entre los segundos. Me divertía más dibujando historietas, inmerso en mi mundo”, contó.

“Disfruto muchísimo del fútbol, un juego que tiene mucho de arte. Pero me angustian el fanatismo y la violencia que lo rodea. Si uno es de Boca y otro de River, sólo la ropa es diferente, entonces no podés ser tan idiota de llevarte mal con un tipo porque es de otro equipo”, contó.

“Messi hace arte en un campo de juego, es extraordinario, y como suele pasar con los futbolistas, logran destacarse en varias actividades, y el pibe no sólo es talentoso en el fútbol, también sabe pintar. Me lo demostró en un cuadro que hicimos para su fundación. Es un copado”, completó diciendo entre risas Liniers.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada