Maestros

Maestros

sábado, 17 de mayo de 2014

Mauricio García Castro, Jorge Christie Mouat y el Museo de la Historieta de Chile



   


Hace aproximadamente una semana recibí un comentario de Mauricio García Castro, Director del Museo de la Historieta de Chile (Santiago), quien me preguntó amablemente si poseía alguna información sobre Jorge Christie Mouat -autor chileno de Las Aventuras de Chu Man Fú- en base a unos datos que se habían suministrado en  este blog dentro del grupo de entradas dedicadas a los 100 años de la historieta humorística argentina.


Mouat - de quien se cumplieron en mayo 60 años de su fallecimiento- publicaba las historias del mago en la revista Leoplán (Editorial Sopena, la misma que en ¡Aquí Está! presentaba a Don Nicola en Conventillo). La historieta tenía el adicional de un 'truco' explicado por el mismo Chu Man Fú al pie de la página. En Leoplán, el autor firmaba como J. Christie M. y posteriormente añadió Agallita, en formato de tira. Para García Castro -quien trabaja junto al investigador Jorge Castro- se trata del mismo personaje que en la revista chilena Topazín llevaba el nombre de Pezcolín.

http://www.museodelahistorietadechile.wordpress.com/
Sitio Oficial 
(Quienes tengan información sobre Jorge Christie Mouat pueden comunicarse con el Museo)

Mauricio, como si fuera poco, ha tenido la gentileza de enviarme un valioso material que quisiera compartir aquí con ustedes:


Portada de un Álbum recopilatorio (1941)


Revista Topazín




Jorge Christie Mouat (Biografía)

No hay datos ciertos de su nacimiento, pero sería aproximadamente hacia 1915-16. Jorge Montealegre cita 1914 en su libro Historia del Humor Gráfico en Chile, sin indicar su fuente. El dibujante desciende de una familia escocesa y tuvo 4 hermanos, Alfredo, Lucy, Amelia y él, que era el menor. 
Sus comienzos son en la revista “Topazin”, donde lo presentaron como un joven dibujante, en 1935. Christie es un activo dibujante, con muchas series, en revistas “Chascón” y “Álbum Mickey”, donde se copiaban las historietas de Walt Disney, a quién habría conocido en su visita a Chile. 

Fue el realizador de la primera tira cómica diaria nacional, “Chu Man Fú”, protagonizada por un mago chino y su hija, la bella Flor de Cerezo. Estaba basado en el famoso villano del cine, Fu Man Chú, con nombre invertido, y en un mago que recorrió Chile usando el mismo nombre en la segunda mitad de la década del 30. Se publicó por más de diez años en “El Diario Ilustrado”, entre el 6 de abril de 1938 y el 2 de mayo de 1950, fecha en que termina sin explicaciones, siendo el episodio 4.178, ya que iban numerados, según datos aportados por el historiador Jorge Rojas. 
En la serie hizo famosa la frase “Quelel Tandeal”, que pronunciaba en momentos de enojo con alguien. El autor, que quiso hacer de empresario, trato de vender su personaje en Latinoamérica, para lo cual realizo una promoción en Argentina con muñecas de Flor de Cerezo, lo que origino un plagio de un comerciante. Christie, luego de un juicio logro una reparación económica. En 1940, Christie publico el primer libro de historietas completas, recopilando las aventuras de “Chu Man Fú”, cuyos originales conservaba. Lamentablemente no hemos podido revisar el citado material y sólo tenemos la referencia de José Pérez Cartes en su obra sobre la historieta chilena. 
Además su personaje, reducidas las ilustraciones y compaginadas en formato vertical, para su impresión en una tira de papel de planos, fue el héroe de muchas proyecciones infantiles caseras, a través de un juguete, llamado Proyector Grafo, vendido por sus creadores a través de fletes contra reembolso. Probablemente con más recursos se pudo hacer cine animado.

En 1938 presentó en revista “Don Fausto” una serie humorística con toque social llamada “Patas de Humo”, con historias de un canillita. En “El Mercurio” publica una historieta publicitaria llamada “Copucha, el colegial” para Librería Colón.
Al autor se le criticó su exceso de bohemia, lo que le impidió perfeccionarse y mejorar sus personajes, lo que lo habría situado entre los maestros sobresalientes, ya que era original y festivo en sus temas. Christie ilustró, al menos, La Jirafa perseguida (1950), la cabaña del Gorrión (1947) y la Osa Mayor (1950) de la Colección Rapa Nui. Las escribió Hernán del Solar con seudónimo de Ricardo Chevalier, con las aventuras de los detectives Nap y Moisés, de Animalandia. Debe haber otros, como el Club de las cigarras, pero no los tengo. 
José Pérez Carter cuenta que este dibujante era extraordinariamente tímido, por ser tartamudo. Un sobrino, don Jaime Christie, nos comenta que el dibujante era zurdo y un pariente, cuando era niño, lo golpeaba en las manos con una regla, lo que ocasiono que dejara de hablar durante un año y luego lo hiciera bajito y tartamudeando. 
Moriría a los pocos años, cuando aún no cumplía los 40 años, lo que demuestra su extraordinario talento y gran obra en tan corto tiempo. El dibujante Abel Romero, que lo conoció, señala que término en la más absoluta pobreza. Falleció el 5 de mayo de 1954, según nos comenta Jorge Rojas que visito personalmente su tumba. 

Mauricio García Castro Museo de la Historieta de Chile 

Fui al Cementerio. Murió a los 37 años, es decir, nació entre mayo/junio de 1916 y comienzos de 1917. No se indica la fecha, aunque sí su domicilio, en Ismael Valdés Vergara 640. Hizo el trámite Pedro Grove Robles, de El Vergel 2625. Murió de insuficiencia cardíaca y era soltero. No está registrado su numéro de identidad. Fue inscrita su defunción en la oficina Moneda del Reg. Civil, inscripcion 220, del 5 de mayo de 1954.


Para complementar estos datos, imágenes de Chu Man Fú y de Agallita que tomé de dos Leoplán de mi pertenencia (década del 40) y que le envié a Mauricio:








Más información en:
http://www.bicivilizate.com/blog/2012/02/21/antigua-foto-de-mi-abuelo-y-un-amigo







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada