Maestros

Maestros

jueves, 15 de enero de 2015

Dos muy buenas noticias: Quino Y Landrú



En estos últimos y terribles días, hemos comprobado una vez más que habitamos un mundo en donde algunos individuos parecen competir con otros para sembrar odios, horror y muerte.
Sabemos que esas actitudes provienen desde casi cualquier sistema social y político, ubicación geográfica o creencia religiosa y no desde uno en particular.
Porque es un problema de violencias, conveniencias y manipulaciones humanas (para someter a otros seres humanos), y no de aquella idea, creencia o sentimiento que dicen apoyar. Estas fueron creadas para hacer mejor al hombre, no para que controle a otros hombres.  

Pasemos entonces a un par de momentos demostrativos de que otro tipo de acciones es perfectamente posible. Están vinculados a los queridísimos artistas y humoristas gráficos argentinos Quino y Landrú. Aquí les dejo las notas publicadas en los sitios Terra y en Télam, respectivamente:



Chile otorgó la Orden Pablo Neruda
al argentino Quino
16 de enero de 2015
www.Terra.com
El humorista gráfico e historietista argentino Joaquín Salvador Lavado Tejón "Quino", 
recibió de la presidente chilena Michelle Bachelet, la Orden al Mérito Artístico y Cultural Pablo Neruda.



Mafalda Oficial


El humorista argentino fue galardonado el pasado jueves con la distinción, por parte de la presidente Michelle Bachelet, en el marco de la presentación de la muestra "Quino por Mafalda", organizada en su homenaje por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, en el Centro Cultural Gabriela Mistral de la capital trasandina. El Ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi y su par chilena, Claudia Barattili, participaron del acto junto al dibujante, la Jefa de Estado e invitados espaciales. 
El 2014 fue un año muy significativo, ya que se celebró un doble aniversario: Quino cumplió 60 años de su primera publicación como dibujante de humor gráfico y Mafalda, su creación más famosa, cumplió 50 años. La exposición fue presentada durante el año pasado, en el Museo del Humor de la Ciudad de Buenos Aires, y este año viajó a Chile para continuar este homenaje a Quino. 
"Quino es una figura indiscutible de nuestra cultura en el mundo entero que ha sabido retratar de modo magistral las problemáticas más profundas y también las más cotidianas de nuestra sociedad. Confiamos en que cada espectador saldrá de esta muestra con la experiencia inolvidable de mirar el mundo a través del talento del gran Quino", sostuvo el ministro Lombardi. 



Mafalda Oficial


En la muestra se pueden ver obras de distintos periodos y Mafalda tiene un papel protagónico, ya que la propuesta es acompañarla para recorrer la obra de Quino y conocer así otras facetas de su universo. La exposición está compuesta por historietas, primeras publicaciones originales, revistas de época, fotografías y objetos.
La propuesta es recorrerla a través de los temas que lo inspiraron a lo largo de toda su trayectoria: El Mundo, la Paz, la Política, el Poder y muchos otros. Estos temas ilustran las inquietudes del humorista a través de sus años de producción y dan cuenta de la variedad y versatilidad presentes en sus dibujos. La muestra se completa con la proyección de los Quinoscopios, una serie de cortos animados dirigidos por Juan Padrón en base a dibujos de Quino, también se proyectarán entrevistas al humorista y capítulos animados de Mafalda. 
Por último, grandes y chicos podrán disfrutar de actividades programadas a lo largo de todo el periodo de exposición de la muestra para conocer en profundidad el mundo Quino. 
"Quino por Mafalda" puede visitarse hasta el 1 de febrero en el Centro Cultural Gabriela Mistral, Avenida Libertador Bernardo O Higgins 227, Santiago, Chile, con entrada libre y gratuita.


Landrú cumple 92 años y su nieto
 digitaliza su extensa obra 
www.Télam.com.ar  (sin mención del autor de la nota)
16 de enero de 2014

Mientras que el humorista gráfico argentino Juan Carlos Colombres, conocido como Landrú, se apresta a celebrar sus 92 años el próximo lunes, su hijo Raúl y su nieto Gonzalo abren las puertas de la Fundación Landrú, una organización sin fines de lucro que tiene como misión, a partir de la digitalización, mantener vigente toda su obra de más de 70 años de trabajo en los medios, material que es parte del patrimonio cultural argentino.





Landrú, que en 1945 publicó su primer dibujo en la revista Don Fulgencio de Lino Palacio y que desde ese momento marcó un antes y un después en el humor gráfico, celebra una vida entera dedicada a este oficio: 92 años no se cumplen todos los días, está muy bien de salud, no sale mucho, pero el sentido del humor y su cabeza están geniales", tranquilizó Gonzalo Colombres, su nieto de 39 años, publicista y comunicador.
"Hace un tiempo con mi padre Raúl surgió hacer algo con toda la obra y crear la fundación para recopilar los 70 años de publicaciones, documentar, digitalizar y preservar los trabajos. La idea es difundir la obra para mantenerla vigente como patrimonio cultural. Esa es nuestra misión", agregó en diálogo con Télam. 
Lo cierto es que la fundación como proyecto se empezó a gestar en 2012, pero, indica Colombres, "recién ahora es oficial". A través de la Fundación Landrú (www.landru.org) se están llevando adelante proyectos como el Landrú digital, un museo virtual, un blog de la revista Tía Vicenta y, en breve, "vamos a lanzar una tienda online con productos con dibujos del artista", dijo entusiasmado, porque "la gente nos pide cosas". 
Es que Landrú gozó y goza del reconocmiento popular local. Por eso, festejar casi diez décadas de vida es una buena fecha para lanzar el trabajo de rescate de los Colombres, la familia de Landrú, quien aconsejado por el humorista Jorge Palacio (Faruk), eligió ese seudónimo por su parecido físico con el célebre asesino francés, Henri Désiré Landru.
Además de su particular semblante, este hombre dejó su huella con chistes políticos y sociales en emblemáticas revistas como Rico Tipo, Vea y Lea, El Hogar, Loco Lindo, Medio Litro, Leoplán, Dinamita, Mundo Argentino, Popurrí y Patoruzú, entre otras.
Fue en 1957 cuando creó su más notable aporte al humor argentino, la revista de actualidad política Tía Vicenta, una publicación, que además de estar cargada de desenfadado humor político, satirizaba las costumbres y usos idiomáticos de la sociedad argentina, y que convirtió a Landrú en el humorista del momento. 
En 1966, el presidente de facto, el militar Juan Carlos Onganía, molesto por una caricatura de él, ordenó su clausura. Hasta ese entonces, la revista había llegado a vender unos 450.000 ejemplares semanales. Landrú sufrió la censura en primera persona. 
Por eso, consultado por el atentado a la revista satírica francesa Charlie Hebdo, su nieto parafraseó al abuelo, un viejo militante de la libertad de expresión que, en 1971, recibió en Nueva York la distinción María Moors Cabot, el premio al periodismo más antiguo del mundo, convirtiéndose así en el primer humorista argentino en obtenerlo. "A él todo lo que pasó le pareció repugnante, detesta la violencia, dijo que fue un ataque al humor, a la libertad de expresión. Es un tema que para él es muy vulnerable. No lo podía creer y está expectante. Repudió todo este tipo de disparates", contó el nieto. 



Facebook Landrú - Landrú.org


Landrú -multipremiado, gran bailarín y letrista (en 1958 creó el grupo musical Los Tururú Sereneiders)- colaboró en los principales medios gráficos del país, fue el primer libretista de Tato Bores y creó varios personajes como el famoso gatito que aparece en sus viñetas. 
Pero, también, dejó marcas indelebles en el colectivo social: fue él quien bautizó "Villa Cariño" a la zona del barrio de Palermo frecuentada por parejas de enamorados. También recaen en la autoría de Landrú los apodos "el chancho" a Álvaro Alsogaray, "la jirafa" a Arturo Frondizi y "la tortuga" a Arturo Ilia; introdujo la sigla G.C.U. (Gente Como Uno) como expresión del grupo social de pertenencia de personas con buen gusto y popularizó expresiones en desuso, algunas provenientes del lunfardo, como "mersa" y "piruja". 
Gracias a ley de Mecenazgo que concibió este trabajo como patrimonio cultural, hijo y nieto de Landrú pudieron conseguir fondos para recuperar la historia artística de Landrú. Ahora trabajan en la segunda fase que consiste en rastrear los más de 40 mil dibujos que hizo para Clarín (trabajó desde 1972 al 2007) y seguirán su rastro por la editorial Atlántida. "Hay muchos archivos perdidos, como su primera publicación en Don Fulgencio. Tenemos que buscar en bibliotecas y archivos. Es un trabajo arqueológico. 
La semana pasada, por ejemplo, vino un fanático y nos trajo recortes y chistes que recopiló en su vida. Queremos fomentar a que la gente se anime a prestarnos sus colecciones para digitalizarlas. Nos interesa preservar y completar la obra en digital", subrayó Gonzalo. 
Parte de la apuesta es que la obra no caiga en las garras del olvido, sino que tenga vigencia. "Hoy en día, hay muchos chistes que son actuales, también a los más jóvenes les puede interesar el humor absurdo de Landrú y sus personajes divertidos". 
Pero, ¿cómo es tener un abuelo humorista? "Me remonto a los 7 años cuando íbamos los siete nietos todos los sábados a comer a su casa, era divertidísimo, nos contaba chistes, nos gustaba ir. El siempre era el centro de la mesa", recordó Gonzalo. 
Un gran proyecto para digitalizar encaminado, un museo virtual ya creado, exposiciones en ciernes, un blog y alto movimiento en las redes sociales muestra a este Landrú recargardo atento a nuevos públicos mientras que re enamora a viejos seguidores. "La gente está encantada" resumió su nieto, orgulloso.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada