Maestros

Maestros

martes, 26 de mayo de 2015

Inspector Antifaz y el enigmático Ratonius Ratus




 Ratonius Ratus solía desafiar la sagacidad del inspector Antifaz 



En 1967, tres años después de la aparición de la revista Anteojito, llegaba a los kioskos Antifaz - ¡Super aventuras en acción y color! donde el ingenuo y despistado tío de Anteojito se transformaba en un inteligente detective, de llamativa serenidad ante las dificultades que cada caso le presentaba o frente a la peligrosidad de los malvados de turno. Lo acompañaba -a la manera de un Watson, pero de orígen uruguayo- Zanzíbar Joe, fanático del mate a más no poder, y que además se caracterizaba por sus torpes intervenciones y por su afición a hablar rimado. 
La mayor parte de las entregas se publicaban en blanco y negro; en otras ocasiones las coloridas versiones parecían quitarle a la tira cierto aire de clima policial cinematográfico. 

El principal enemigo de Antifaz durante los 44 números que se editaron fue Ratonius Ratus -misterioso individuo al estilo de los científicos locos- que resultaba atractivo debido al interés de los chicos por conocer su verdadera identidad. 

El guionista de Inspector Antifaz y Zanzíbar Joe era nada menos que Carlos Trillo, quien por ese entonces rondaba los veinticinco años y ya había trabajado para la Editorial Dante Quinterno y para Misterix. En Antifaz también se encargaría de las historias de La Familia Panconara - Una familia muy rara  y de varias de las del Topo Gigio. En tanto, el dibujante permanece -al menos para nosotros- entre las incógnitas a resolver. Recordemos que tanto esta historieta como el resto de las de la editorial llevaban bajo su título solo la leyenda "Producciones García Ferré"...

Pasemos entonces a la aventura en cuestión. Pertenece al número 7 de la revista, abarca 32 páginas (escaneadas con algunas imperfecciones debido a la austera y frágil encuadernación) y -fiel al espíritu de la misma- se titula La Mano verde:






 


 


 


 







 


 

 


 


 







 


 


 


 


 


 




 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada