Maestros

Maestros

jueves, 29 de octubre de 2015

Siulnas: a 30 años de "su Historia"




 



En el mes de octubre de 1985 se "terminaba de imprimir" el Tomo I de Historia del Humor Gráfico y Escrito en la Argentina, un libro de Siulnas (Oscar Vazquez Lucio) de algo más de 400 páginas, editado por EUDEBA.
Esta primera parte abarcó todo el siglo XIX y las primeras cuatro décadas del XX, con una amplísima y detallada información, más infinidad de ilustraciones de difícil acceso para todo interesado en el tema, más aún en esos años tan distantes del mundo de la Web.
Se transformó así en la obra más completa dedicada al tema, virtud que se mantiene aún hoy. Dos años después el trabajo se completaría con la aparición del segundo tomo, de alrededor de 600 páginas (Período 1940-1985). Al final del mismo se incluyó un listado muy extenso de autores, historietas y publicaciones, de gran ayuda para seguir un tema en particular. Es que el autor fue colega y amigo de muchos de los dibujantes y guionistas que menciona, e intervino -claro- en varias prestigiosas publicaciones humorísticas. Alguien que verdaderamente conocía esta profesión desde adentro.

Pasaron los años, nuevos libros de Siulnas, y se fue diluyendo la posibilidad de un tercer tomo, esta vez dedicado a los últimos 25/30 años. Sin embargo, el gran historiador creyó hasta el final en la concreción del sueño, e incluso estuvo a punto de presentar su Diccionario de Humoristas, obra que tal vez un día vea la luz...

Esta entrada es entonces un pequeño homenaje a un trabajo que llevó años y años de investigación, estudios y correcciones. Tanto esfuerzo tuvo su premio y hoy en día sigue siendo la principal fuente de referencia para historiadores, sociólogos, investigadores y coleccionistas.

Cerramos con un fragmento del prólogo escrito por Vázquez Lucio:

"Debo reconocer que me gratifica rescatar muchos nombres desdibujados por el tiempo, no por especial simpatía sino porque la historia del humor la hemos escrito entre todos, teniendo tanta importancia los que lograron una prolongada figuración como aquellos que realizaron un aporte aparentemente intrascendente, que, sin embargo, constituyó el punto de partida para algo exitoso, porque, justo es admitirlo, hubo en humor muchos proyectos fallidos pero acertados en su esencia, bastando una mayor elaboración para que triunfaran con ellos los que vinieron después"







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada