Maestros

Maestros

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Una payada entre Patoruzu y el diablo


Existen momentos particulares dentro de las historias de Patoruzu que, más allá del argumento general, recuerdo especialmente. Uno de estos casos se da en la Andanzas número 175, "Payada Diabólica" (enero de 1970, edit. Dante Quinterno) donde el diablo, obsesionado con atrapar el alma del indio, lo desafía con una payada. De chico me asombré con la respuesta final de Patoruzú (que decreta la derrota de satanás) pero ahora, repasando la secuencia, veo una referencia al mundial de fútbol de la época (Argentina había quedado afuera en las eliminatorias!..lo que sería hoy una situación así!...y qué lejos estábamos de Menotti, Maradona, ni hablar de Messi...), una pregunta sobre el estado de sitio (contestada con inocencia y sin maldad subyacente por el indio) en tiempos del gobierno de Onganía...
Es interesante observar los gestos, la variedad de expresiones y el ingenio de Patoruzú para contestar, utilizando una habilidad poco mencionada y que nada tenía que ver con su fuerza física o sus millones.
Y un detalle final: el cuerno que hace sonar Patoruzú al final de la historia había pertenecido a su abuelo Patoruzek I y -como dice en una carta enviada por la Chacha- "...a su son milagroso se redimían los pecadores, y las almas que iban a caer en la tentación se salvaban..." Con tanta inocencia como el indio, puedo decir que en esa década del 70, que recien comenzaba, dicho cuerno hubiese sido por demás necesario. Pero bueno, ya sabemos que modificar la realidad para bien necesita de otras cualidades que nada tienen que ver con lo mágico.


Agregado (15 de setiembre): Miguel Dao en su blog suma datos en relación a esta historia. Esta posibilidad es uno de los aspectos que más me interesan: aportes que se entrecruzan para hechar luz a un tema. Como un seguidor suyo comenta que en otro blog hay andanzas de Patoruzu completas, recordé el siguiente: eltemplodelosantepasados.blogspot, y allí está esta historia en su versión de la Patoruzu semanal. Hecha esta justa mención de la fuente, agrego las últimas cinco páginas, haciendo la salvedad que como una de ellas tiene marca de agua, tomé la que publica Miguel (es justo esa) y de paso me ahorré el trabajo de escanearla de mi libro de La Bañadera del Cómic..... De esta manera, pueden ahora comparar ambas versiones.

14 comentarios:

  1. Luis: Me extraña que haya desaparecido mi comentario en esta entrada.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Miguel: Si dejaste un comentario y desapareció, no tengo ni idea que pudo haber ocurrido. Pero por suerte este blog abre las 24 horas y siempre se está a tiempo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, menos mal que no me apuré a enojarme. Disentía con vos respecto a la "inocencia" de Patoruzú en la respuesta sobre el estado de sitio. El indio, en todo caso, puede serlo, pero el guionista no. Por otra parte, te decía que éste es uno de los argumentos más brillantes. Y una curiosidad: tuvo dos estilos distintos de dibujo en Semanal, que se unificaron para la reedición en Andanzas. Es posible que suba esas páginas, que creo no están en la web. Abrazo

    ResponderEliminar
  4. He visto que cuando un comentario estaba y luego se "esfuma", se suele indicar automáticamente que el mismo fue anulado por el dueño del blog o algo así, y aquí no ocurrió eso. Posiblemente nunca haya llegado, por motivos que desconozco. Tampoco tengo demasiados conocimientos sobre el manejo de los blogs. Voy tratando de aprender con aciertos y errores.
    Además, nunca anularía un comentario que disienta con mi opinión. Sí me interesa la oportunidad de aclarar algo que no se entendió bien, o que expliqué mal. Y tratar de reconocer si me equivoqué.
    De los blogs que sigo valoro la capacidad reflexiva y/o los envíos de imagenes novedosas. Cada cual me enseña algo.
    Mi blog y el de cualquiera de ustedes es para mí la búsqueda de momentos de aportes y de disfrute. Cada cual tiene sus objetivos, sus proyectos y pone sus límites, y yo, respetuosamente, los pongo ahí.

    Y,claro,me refería a Patoruzú, al personaje. Además hay muchas pruebas en sus aventuras de que seguiría siendo generoso aunque no tuviese dinero, o que seguiría siendo valiente aunque no tuviese su poderío físico.
    Sobre el indio en general, me gustó mucho el comentario realizado por Fontanarrosa para el libro de la colección "Biblioteca de la Historieta".
    Sobre versiones anteriores de la historia comentada en la Patoruzu semanal, no sabría decirte. En algunos casos tengo números seguidos, en otros discontinuos. No recuerdo ahora a que año pertenece la versión que vos indicás. Me gustaría saberlo así me doy cuenta si es que no la leí o que directamente no tengo eso números.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es del '43, y empieza en el Nº 317. Me embalé con el tema y escribí el post. Abrazo

    ResponderEliminar
  6. Tengo algunos números de la serie de los 300, pero un poco más arriba que el que indicás. Igual es bueno saberlo. Gracias.

    ResponderEliminar
  7. Muy buen aporte!
    Lei la historia original posteada en el blog "el templo de los antepasados" y mas alla del cambio en los versos de la payada, me "puede" el dibujo mas actual y clasico de Patoruzu. Por lo tanto a mi tambien me gusto mas la version hecha para andanzas (al menos por lo visto en estas ultimas 5 paginas).
    Y en tren de pedir, total es gratis, estaria buenisimo poder descargarla completa..Je
    Perdon por el mangazo, pero como fanatico del indio al menos lo tenia que intentar.
    Saludos y felicitaciones por el blog al que descubro mediante el de Miguel Dao.
    Eduardo

    ResponderEliminar
  8. Hola, Eduardo; si bien no es mi idea dedicarme tanto a Patoruzu, ya que considero por un lado que hay coleccionistas que saben más que yo y que tienen más material, y por otro porque me interesa mucho dedicarle espacio a humoristas menos conocidos o a los que extrañamente a pesar de su gran talento no se los tiene tan en cuenta, me parece que el valor de esta historia -como bien lo señala Miguel (al que de paso agradezco que al nombrarme me visiten nuevos amantes de la historieta)- bien vale escanearla y publicarla completa. Eso sí, iré haciéndolo de a poco y aquí mismo, no a través de algún sitio de descargas. De paso, tal vez cada fragmento de la historia dé lugar a nuevos comentarios. Un abrazo y gracias por el que vos hiciste.

    ResponderEliminar
  9. Muy buen post Luis!
    Yo he leído completa la publicada en Andanzas y es genial. La semanal la he leído en partes, pero más o menos es lo mismo con algunos cambios.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Tengo un cariño especial hacia esta historia, no solo por ser una de mis favoritas sino porque me trae un recuerdo de la infancia. Hace muchos años (década de 1980), no recuerdo con exactitud la fecha, pero debería tener quien escribe esto no más de 10 años, encontré en un baúl de trastos viejos de mi padre una revista que llevaba allí muchos años abandonada. Recuerdo que le faltaba la tapa y alguna hoja interna, pero en ese momento fue la revista más vieja de Quinterno que tuve en mis manos. Hasta ese entonces solo conocía las "Selecciones" y gracias a ese ejemplar pude darme cuenta que esa aventura ya había sido publicada antes, que tenía más páginas que la reedición mía, que Patoruzú tenía un lenguaje gauchesco, que la calidad del papel era mejor, etc. Está claro que la revista en cuestión era Payada diabólica. Ahora colecciono y puedo incluso leer la versión que salió en semanales y nunca me cansa. Comparto lo que dice Miguel respecto a que puede haber alguna alusión política en alguna parte pero no creo que sea demasiado relevante. Que gran personaje ese Mandinga, no? Observen que prácticamente en todas las aventuras de Quinterno en las que aparece el diablo son espectaculares.

    ResponderEliminar
  11. Lindo recuerdo, de verdad. Tal vez a todos nos pase un poco que estas revistas se asocian a momentos felices de nuestra infancia y adolescencia, por eso es difícil dejar de quererlas.
    Y Mandinga es un poco el rival más duro de Patoruzu, y por eso es medida de la bondad del indio, que parece que puede claudicar pero siempre termina imponiéndose. Lo interesante es que con el diablo necesita imponerse más con inteligencia y fuerza interior que a los golpes, demostrando que tiene otras virtudes además de la fuerza física.

    ResponderEliminar
  12. Porfa, hubo una historieta del Indio en la cual el diablo atormenta a toda la gente dicièndole al indio q si no le da su alma no dejarà de hacerlo y el indio inocentòn con tal de salvar a la gente se la da.... alguien la tiene para publicarla? besos y saludos a todos. Mara de Quilmes

    ResponderEliminar
  13. Hola, Mara!: Posiblemente te refieras a la Andanzas nro. 58 llamada La cola del diablo, donde Patoruzu ante el asombro de todos se la pasa haciendo maldades. Lo que nadie sabe es que justamente las hace para venderle el alma al diablo a cambio de que éste libera a las almas que el diablo tiene en sus garras.
    Es una historia excelente, de las mejores. Por algo se re-editó en varias ocasiones, con diferentes títulos:
    nro. 261: Pacto Diabólico
    nro. 389: ¡Al diablo con la nodriza!
    nro. 640: Diablos Paralelos
    nro 764: Contrato Diabólico
    Estos datos los tomé de la Patoruzu-Web de Sergio Maganás, ya que yo sólo tengo la nro. 58 y la nro 261.
    Si te interesa adquirirla te cuento que la original debe andar por los 100-150 pesos, mientras que las últimas reeediciones no deben pasar de los 20 pesos, claro que no son la versión completa, ha sido algo abreviada aunque lo fundamental está.
    Podés fijarte en Parque Rivadavia o en el Club del Cómic, ambos en capital o en Mercado Libre.
    En cuanto a escanearla, la historieta pura, sin publicidades son alrededor de 84 páginas, lo que significaría entre 8 y 10 entradas en este blog.
    De hacerlo más adelante, lo haría de a poco ya que mi blog como ves no está sólo dedicado a Patoruzú. No puedo prometértelo pero más adelante puede ser. Es una historia que vale la pena. Igualmente si te interesa mucho podés comprar alguna de las versiones más económicas, o alguna de las dos primeras, de acuerdo a tus posibilidades, y así la tenés para siempre en tu casa. Saludos y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar