Maestros

Maestros

sábado, 10 de agosto de 2013

Héctor L. Torino y Adolfo Mazzone en "Tibor Gordon"


   

El 23 de mayo de 1945 apareció en Buenos Aires una nueva revista: Llevaba por nombre Tibor Gordon (1) y combinaba textos literarios, muy habituales en esa época, con historietas. También incluía notas referidas al mundo del espectáculo (radio y cine) y del deporte (fútbol y boxeo, especialmente). En el primer número se presentaron las adaptaciones de las novelas Veinte Mil Leguas de Viaje en Submarino (Julio Verne) y Beau Geste (P. C. Wren), ambas con el clásico "continuará".
Entre las historietas se destacaban El último de los mohicanos y Fernando el audaz (en los dos casos con ilustraciones del gran José Luis Salinas), y El Valiente de las arenas, por Sesariego.
Por el lado del humor, tal como se los menciona en el título de esta entrada, Torino y Mazzone presentaban a Bolita y Palito y a Linyerio, vago aristocrata respectivamente, simpáticos personajes con su cuota de inocente picardía y con el estilo inconfundible que los autores imprimían a sus personajes más famosos.
Para disfrutar, estas dos páginas escaneadas.





(1): Tibor Gordon (1918-1986) fue un atleta de gran fama nacido en la ex-Checoeslovaquia. Luego de recorrer el mundo, llegó a la Argentina en 1944 donde realizó grandes demostraciones de su fuerza física. Más tarde, en los 50, se transformó en un lider espiritual que convocaba multitudes y que también generó algunas polémicas sobre su accionar, sin que esto perjudicara la devoción que le tenían sus fieles.


6 comentarios:

  1. Cada cual con su estilo, dos dibujantes impresionantes! Por otro lado, esa tecnica de aguada para "colorear" las tiras, les dan a las paginas una muy linda terminacion.
    Te mando un abrazo, Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con vos, Eduardo.
      Un abrazo y gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. Gran hallazgo, Luis! Toda la obra que estos Maestros realizaron por aquellos años es espectacular, más allá de la importancia o tirada de las revistas en las que publicaban. Sencillamente maravilloso, gracias por la entrada, abrazo.
    PD: la idea del gag de Torino es reciclada, jua jua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Hernán! Disculpá que te respondo tarde, no estuve mucho en internet estos últimos días. Me alegra que te gusten estas historietas, ya las podés sumar a tu archivo, ja,ja. Y lo que comentás de Torino no me sorprende, pero se lo perdonamos. Con todo lo que creó se podía tomar unos respiros de vez en cuando, no? Un abrazo y hasta pronto!

      Eliminar
  3. Jua jua jua, Torino, al igual que Quinterno, tenía la mala costumbre de reciclarse o repetirse demasiado, pero claro que se lo perdonamos, no es para menos con el legado que dejaron. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es , Hernán. Entre los dos hacen una enciclopedia de la historieta humorística. Un abrazo!

      Eliminar