Maestros

Maestros

martes, 16 de junio de 2015

Después de Quinterno (II): Ferro y Blotta



 

    

A Eduardo Ferro ya le hemos dedicado numerosas entradas, aunque con seguridad nunca serán suficientes. Por ahora solo agregaremos que había ocasiones en que la revista Patoruzú parecía pertenecerle con tantos chistes sueltos, dobles páginas, ilustraciones y personajes de su autoría, relegando en alguna medida al resto. Una gran muestra de confianza en su capacidad por parte de Dante Quinterno. Ya llegará la ocasión de ocuparnos con más detenimiento de otros trabajos suyos para la misma publicación...

Oscar Blotta, en cambio, ha tenido menos espacio aquí. Pero se trata simplemente de ciertas cuestiones azarosas o porque el blog lleva un camino con encuentros sorpresivos a veces y obvios o arbitrarios en otras ocasiones.
Oscar (25 de Mayo - 25/09/1918) estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes, dedicándose luego a la ilustración (temas infantiles y sus elogiados animales, de los cuales aquí podemos ver un excelente ejemplo), el humor y la publicidad, sin por ello dejar de lado su pasión por la pintura.
En Patoruzú publicó chistes, participó de las secciones Temas Porteños (a color) y Son hijas de Eva y, como en el caso de Ferro, se lució en las páginas humorísticas temáticas. Su personaje más recordado fue Ventajita. Más allá de esta revista, se destacó con El Gnomo Pimentón en Patoruzito.
Su hijo Oskar (1941) fundó junto a Andrés Cascioli la mítica Satiricón en los 70, con habituales colaboraciones de Blotta padre. Falleció el 6 de mayo de 2007.

Para ambos, entonces, este cálido recuerdo.



Eduardo Ferro
















Oscar Blotta


















Bibliografía

Andrés Cascioli/Oche Califa:  La Argentina que Ríe (Fondo Nacional de las Artes, 2008).






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada